NIÑO, COMETE LAS VERDURAS!!!

Todos los adultos que tenemos niños cerca deseamos verlos crecer sanos, fuertes y vigorosos. Sabemos que par que esto suceda, una alimentación de calidad y balanceada es clave, pero ¿qué pasa cuando los niños se resisten a comer verduras y a veces hasta frutas?Aquílo principal es armarse de paciencia y buscar estrategias para lograr que los niños se alimenten bien y lo hagan con gusto.

 

 

Te comparto unos tips que te pueden ayudar:

 

1. Nunca obligues a un niño a comer algo que no quiere. Para que pruebe algo que no desea, hay que ofrecerlo en distintos tiempos y de diversas formas, pero no obligar ni chantajear.

 

2. Sé un ejemplo. Si tu hijo te ve comer con gusto ensaladas y vegetales, es más probable que lo haga a que si solo se los sirves y no te observa. Aquí también aplica que “las palabras mueven pero el ejemplo arrastra”.

 

3. ¡Haz la comida divertida! Crear animales, formas y personajes es una estrategia que la mayoría de las veces da resultados.

 

4. Haz que se involucren en la preparación. Este punto va de la mano con el anterior. Si dejas que un niño en edad conveniente ayude a crear un “dinosaurio que come arboles” se va a interesar más que si le sirves un trozo de pollo con brócoli.

 

5. Disfrázalas. Puedes hacer un caldo con verdura licuada, agregar zanahoria o manzana rallada a sus hotcakes, hacer un burrito con muchos vegetales picados finamente ¡Es hora de ponerse creativo!

 

6. Aderézalas. Un poco de mayonesa o algún aderezo casero pueden ayudar a que coma más vegetales, pero que sea solo complemento y de preferencia hechos en casa.

 

7. Inclúyelas en jugos y licuados. Un simple jugo de naranja, natural obviamente, puede ser enriquecido con una vara de apio, un puño de espinacas, un pepino, que son vegetales básicos a la hora de hacer jugos verdes y casi imperceptibles. También la zanahoria y el betabel son maravillosos, pero procura mezclar con frutas bajas en azúcar como la manzana verde o con otros vegetales. Cuida la presentación al principio, los colores y formas de servir, ya después podrá consumirlos “verdes” con gusto. También los smoothies (licuados de frutas y verduras)  son buena opción.

 

8. Usa la regla de 8 a 10. Se recomienda presentar el mismo alimento de 8 a 10 veces antes de asegurar que un niño no soporta ese alimento. En diferentes formas, presentaciones y sin obligar al niño.

 

9. Sé creativo. Los vegetales saben distinto si son cocidos o crudos, picados o rallados, a vapor o cocinados.  Intenta presentar los platillos de diferente forma y presentación, con muchos colores y opciones para que al menos prueben algo nuevo o diferente que pueda ser de su agrado.

 

10. Sé paciente y constante. Como todo en la vida ¡¡Y lo vale!!

 

Recuerda que estar sano se trata de conectar mente, cuerpo y espíritu ¡A moverse!

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Crisia es licenciada en Psicología Educativa e instructora de acondicionamiento físico y nutrición con certificaciones en: IDEA Heath and Fitness Association, American Aerobic Association International,Aerobics and Fitness Association of America, Federación Mexicana de Fisicoconstructivismo y Fitness, The Centre for Biofield Sciences, Triatleta con excelentes resultados en competencias locales, importante representante de México en competencias internacionales de la marca IRONMAN compitiendo en triatlones en la distancia de 70.3 millas colocándose en el top 10 de su categoría.

 

Etiquetas: Fitness

Más de Fitness