Lunes de cambios de hábitos

Primeramente un HÁBITO es la descripción perfecta para poder llevar una vida donde la salud sea una constante.

Yo no comencé a alimentarme sanamente (anteriormente hacia “dietas” muy estrictas y muy difícil de llevar que terminaban cansándome y nunca duraba ni 1 semana con ellas, a veces lograba bajar de peso pero al volver con mi alimentación normal  volvía a subir y el doble.

Para empezar a optar por un estilo de vida saludable se requiere de hacer cambios nuevos CADA DÍA, O CADA SEMANA, O CADA MES, pero siempre haciendo un cambio a la vez que te lleve a la meta que quieres llegar.

El cambio de hábitos no es de un día a otro, ni se trata de tirar todo lo que tienes en la alacena y refrigerador, ni tampoco sólo comprar en tiendas orgánicas y naturistas. Tampoco se trata de que ya jamás puedas comer algo que te encanta, ni que te apegues al 100% a un tipo de alimentación. 

Es como lo es en la vida, y que se vayan haciendo poco a poco. Uno a la vez, y ya una vez que te adueñes de uno, se incluya el otro. 

Paso a pasito es como se avanzan grandes distancias, pero lo importante  es EMPEZAR HACIENDO UN CAMBIO.

Cuando uno hace algo por su propio bien, SE SIENTE BIEN, y eso mismo te lleva a otro cambio, y a otro y así hasta que te das cuenta que hay varias cosas que sustituiste o que de plano dejaste atrás, y ese es el verdadero cambio.

El comer saludable, no se trata de que sea un día a la semana, sino que sea la mayoría, (digamos de lunes a viernes) y los demás días (sábado y domingo) sean las excepciones en las que te das permiso. 

Digamos que los días que te das permiso son como ir a una fiesta/reunión que no se puede tener todos los días, sería algo agotador y dejaría de ser algo agradable, se trata de ir agregando alimentos saludables a tu alimentación actual, mismos que nos van a ayudar a nutrirnos celularmente y esto nos llevara a no tener "antojos" por alimentos que no siempre son muy saludables.

Esta es la idea en la que no sólo confío, sino que vivo diariamente y siempre les repito a mis pacientes y da una satisfacción el ver como personas que optan por  tener una alimentación saludable, empieza hacer hábitos poco a poco.  Hay tanta información ya, que cada vez se nos  hace más difícil saber por dónde empezar. 

Así que aquí les doy 6 recomendaciones con las que se puede empezar YA. Recuerda cambios pequeños hacen la diferencia.

  • Empieza tu día con un jugo o smoothie verde hecho en casa
  • Cuando tengas un antojo tomate un vaso de agua
  • Sustituye la sal de mesa por sal de mar u otros condimentos (laurel, orégano, laurel).
  • Elimina endulzantes químicos
  • Cuando lleguen las ganas de algo dulce, comete una fruta
  • Agrega una ensalada de verduras frescas a tus comidas.

No te pongas a dieta, mejor cambia de hábitos, de verdad, no hay de otra para estar saludable.

Lic. Nutrición. Egresada de la Universidad del Valle del Fuerte, práctica en Centro de Salud (Los Mochis), servicio social en Hospital Fátima S.A de C.V. Integrante del programa de comunidades saludables 2012, juego, me divierto y aprendo comiendo bien “por mi salud”.

Etiquetas: Nutrición, Judith Mendivil